Saint James´s Park: Londres en primavera

El Saint James´s Park de Londres reúne en sus escasas veintitrés hectáreas todo lo que se espera de un parque urbano inglés: un entorno romántico, un gran lago y, en primavera, color de flores y vida.

Es un hecho indiscutible que visitar Londres y no perderse en alguno de sus hermosos parques urbanos es algo así como un sacrilegio. Sin embargo, cuando se visita la ciudad por pocos días, puede resultar agotador recorrer el Hyde Park o el Regent´s Park, esos enormes pulmones verdes. 

En ese sentido el Saint James´s Park de Londres se convierte en la visita perfecta, ya que permite vivir la experiencia de pasear por un parque londinense, en una medida suficiente para pies agotados.

Saint James´s Park de Londres: el parque urbano mejor ubicado de la ciudad

Una de las ventajas indiscutibles del Saint James´s Park de Londres es su fantástica ubicación.

Igual que ocurre con el Parque Zaryadye de Moscú, justo al lado de la Plaza Roja, el Saint James´s Park de Londres se encuentra en el camino entre Westminster y  Buckingham, y eso por no hablar de otros lugares emblemáticos muy cercanos como Trafalgar Square o Piccadilly.

st james´s park de Londres ubicación

Como puede verse, el Saint James Park es la punta del iceberg de la gran zona verde del centro de Londres: se abre al Green Park y los jardines del Buckingham Palace, y de ahí, al inmenso Hyde Park.

De hecho, podría decirse que Saint James Park de Londres es una especie de reproducción a escala menor del Hyde Park: lago serpenteante, extensiones de césped con grandes árboles, bucólicas zonas de paseo… 

saint james´s park de londres

Pero su excelente ubicación, puede hacer que para muchos sea un simple lugar de paso entre el Big Ben y el gran Palacio Real. Y aún más teniendo en cuenta que la avenida que lo bordea, The Mall, es el paso de la Guardia Real para realizar la ceremonia del cambio de guardia de Buckingham.  Por ello, hay zonas del parque que pueden estar muy concurridas en algunos momentos del día. 

Sin embargo, ya se sabe que las personas que van de paso siempre escogen el camino más corto. Así que es cuestión de perderse un poco y disfrutar de un lugar que nos hará olvidar por un rato las prisas y el ajetreo de la gran ciudad que es Londres.

Como datos más técnicos para organizar una visita, hay que saber que se trata de un parque público, por lo tanto su entrada es gratuita. Además, su horario es amplísimo, yendo desde el amanecer hasta la medianoche

Una visita al Saint James´s Park de Londres en primavera

Visitar el Saint James´s Park de Londres en primavera es todo un placer para los sentidos.

Árboles, césped y flores en el Saint James´s Park

Los árboles van despertando de su letargo. Aunque en esta primavera ya de abril, que a nosotros nos resulta tan tardía, aún se alternan los árboles de ramas desnudas con los que ya llenan el parque de ramas floridas y verdes suaves.

primavera en saint james´s park de londres

El césped de un verde resplandeciente, como sólo puede haberlo en los lugares en los que la lluvia es una constante, invitaría a tomar asiento si no fuera porque, precisamente, acababa de llover.

Los parterres florales, cuidados con esmero durante el largo invierno, se llenan en primavera de mil variedades de tulipanes, begonias, gladiolos, dalias y otras flores que ponen la nota de color en el parque.

flores en el saint james´s park de londres

En un muy bien artículado ejercicio de paisajismo, el Saint James´s Park de Londres se nos presenta como un espacio en el que las plantas han ido creciendo de manera natural. En realidad todo está medido y controlado por un ejército de jardineros, como en lo que ahora se conoce como paisajismo salvaje, ese concepto en realidad antiguo como un jardín inglés del siglo XIX.

saint james´s park de londres
Saint James´s Lake

El lago del Saint James´s, casi un canal por su forma alargada, es el corazón del parque. A sus orillas los sauces llorones ponen la nota más romántica. 

El lago tiene dos pequeñas islas: Duck Island, que evidentemente hace referencia a la variedad de especies de patos que hay en el parque, y West Island, con su sombría historia del cadáver hallado en 2011, al parecer un enamorado de la reina Isabel II que pretendía estar lo más cerca posible de ella y murió en un intento de instalarse en la isla.

Más allá de historias truculentas, el lago puede cruzarse por el conocido Puente Azul, que ofrece una bonita perspectiva del Saint James Palace entre la arboleda.

el puente azul del saint james´s park de londres
saint james´s park de londres
Animales en el Saint James´s Park

Y no podemos olvidar al hablar del Saint James´s Park de Londres lo entretenida que resulta su fauna. Además de los consabidos patos y cisnes, podemos encontrar fácilmente ardillas, muy habituales en los parques londinenses, pero exóticas para nosotros. 

Y para exóticas, las estrellas del lugar, los grandes pelícanos blancos, descendientes de los regalados a Carlos III allá por 1664  por el embajador ruso del momento.

Y mucho más…

También hay esculturas, fuentes y monumentos repartidos por todo el parque. Entre ellos, los pequeños memoriales de la Princesa Diana que marcan en el suelo, con un cierto aire nostálgico, el recorrido hacia el Hyde Park.

memorial de la princesa diana en el saint james´s park de londres

Itinerarios turísticos en torno al Saint James´s Park de Londres

Evidentemente, con la maravillosa ubicación que tiene es muy fácil planificar recorridos tomando el Saint James´s Park como lugar de referencia.

Un itinerario histórico y cercano

El itinerario más obvio es el comienza cerca del el río Támesis.

Contemplar desde la orilla contraria el antiguo Palacio de Westminster,  con las Casas del Parlamento y el Big Ben, es el gran clásico de Londres (aunque el Big Ben esté en restauración).

Desde ahí, la visita ineludible es la de la Abadía de Wetsminster, con sus miles de esculturas y su tranquilo claustro.

Desde allí, a pocos metros hay ocasión de disfrutar del Saint James´s Park hasta llegar al archiconocido Palacio de Buckimgham y vuelta al parque. 

En total es un recorrido de unos tres kilómetros que, sin paradas, ocuparían unos 45 minutos, 

Un itinerario muy cultural

Este recorrido sale directamente del Saint James´s Park para andar por la ceremonial avenida The Mall, pasando por el bello Palacio de Saint James. 

Se llega así hasta la Plaza de Trafalgar, de agridulce memoria para los españoles. Una plaza, al fin y al cabo, que es un espectáculo en sí misma, con una fauna y flora comparable a la del Saint James´s Parl 😉 

Una vez allí, si sois amantes de la pintura es ineludible la visita al National Museum, menos masificado que el British, por lo que se disfruta mucho más.

Desde allí, a la animada Piccadilly Circus, con sus grandes carteles. Y, al fin, recorriendo la calle Piccadilly y entrando por Green Park, la vuelta al parque.

Sin contar lo que se pueda andar recorriendo un museo como el National, son también unos tres kilómetros, quizás algo menos.

El itinerario para los más andarines

Y dejo para el final un recorrido sólo apto para pies imparables.

Desde el Saint James´s Park, ir a ver el Palacio de Buckingham y constatar que, efectivamente, los guardias de peludos gorros, se mantienen siempre impasibles.

De ahí, pasar al enorme y precioso Hyde Park y recorrerlo hasta llegar al Palacio de Kensington, cerca del que encuentra el homenaje a Lady Di.

Por último, y saliendo de Hyde Park, pasar por el ultramasificado, pero bello, Museo de Historia Natural. Y, como especial recomendación, pasear por el lujoso barrio de Belgravia, con sus hermosas casas y sus jardines secretos.

Unos ocho kilómetros de belleza, que podrían llevar cerca de las dos horas si fuésemos sin parar.

También puede interesarte:

¿Te ha gustado este post? Concede estrellas y no olvides comentar
5/5

Deja un comentario

Nuestra web utiliza cookies para mejorar tu experiencia al navegar por el blog. Si continúas aquí nos indicas que aceptas las mencionadas cookies y que aceptas nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba