´Rutas de los fósiles de Penha García

La Ruta de los Fósiles: caminando por un antiguo mar

La Ruta de los Fósiles es un trekking de pocos kilómetros cercano al pequeño pueblo de Penha Garcia. Con su particular paisaje de rocas, en la que antiguos trilobites dejaron sus huellas, se convierte en una de las muchas sorpresas que nos depara el bellísimo parque natural de Tajo Internacional.

Cómo llegar a la Ruta de los Fósiles

La Ruta de los Fósiles se encuentra en una zona tan hermosa como desconocida

La población más cercana es Penha Garcia, una pequeña aldea con mucha historia que se sitúa en el centro-este de Portugal, en la frontera natural que el Tajo marca con España.

Es una zona de una gran belleza tanto paisajística como monumental. De hecho, está catalogada como parque natural tanto en el área portuguesa como en la española, conformando el Tajo Internacional

 

Parque natural del Tajo Internacional
El Tajo, creando frontera natural

El parque natural del Tajo Internacional  abarca, en la parte portuguesa, el distrito de Castelo Branco, con poblaciones tan interesantes como Idanha-Velha o Monsanto. En la española, con la provincia de Cáceres, tenemos Alcántara o Brozas, por no mencionar que la medieval Cáceres se encuentra sólo a poco más de una hora de distancia.

La Ruta de los Fósiles es muy fácil de realizar y permite completar la jornada con la visita a los pueblos más cercanos. Nosotros terminamos el día en Idanha-Velha ¡os lo recomiendo!

Los datos técnicos están aquí: 

Dejando el coche en Penha Garcia, el camino recorre el casco histórico del pueblo, pasando por sinuosas y empinadas calles empedradas. La Ruta de los Fósiles está muy bien señalizada desde allí, no tiene pérdida.

La ruta tiene sólo tres kilómetros de recorrido. Podría decirse que es circular, en el sentido de que comienza y termina en Penha Garcia, pero no lo hace en el mismo punto del pueblo.

A pesar de su corto recorrido y su perfecto estado, la Ruta de los Fósiles no es accesible en silla de ruedas, ya que tiene tramos con escalones y desniveles. Una persona con movilidad reducida sí podría hacerla con ayuda.

Señalización de la Ruta de los Fósiles

Recorriendo la Ruta de los Fósiles: un inicio medieval

Cuando visitábamos la zona portuguesa del Tajo Internacional, a finales de febrero, imaginábamos realizar la Ruta de los Fósiles bajo un sol espléndido. Yo, con mis fantásticas visualizaciones, me veía asomada a la garganta del Pónsul, disfrutando de los mil colores de las rocas que antes fueron el lecho de un antiguo mar.

Pues nada, como podéis ver en todas y cada una de las fotos, desde el inicio hasta el final de la ruta una espesa niebla nos acompañó. Pero en la naturaleza nada es un problema, y esa niebla le dio al camino un toque misterioso,  animado por el descubrimiento de las numerosas huellas de trilobite, ese antiguo habitante marino.

Así que, entre niebla y risas, comenzamos el camino paseando por Penha Garcia, y aprovechando para comprar un delicioso queso artesano en una de sus pequeñas tiendas.

Homenaje al 25 de abril en Penha Garcia
Homenaje al 25 de abril en Penha Garcia
La picota de Penha Garcia
La picota de Penha Garcia

Al empezar, la subida a las ruinas de la antigua fortaleza, un castillo templario del siglo XIII, ponen la nota medieval al paisaje rocoso. Desde lo alto, hubiéramos visto todo el esplendor de la Sierra de Malcata. A cambio, la niebla nos ofreció un espacio donde imaginar a nobles caballeros saliéndonos al paso.

Restos del castillo templario de Penha Garcia

Se encuentran huellas de trilobites a cada paso, en algunos casos en su lugar de origen y en otros en espacios como el de la escalera al castillo.

Me resultó muy emocionante saber que caminábamos sobre un mar antiguo, con la compañía de la niebla potenciando aún más esa sensación.

Huella de trilobite en la Ruta de los Fósiles

Bajada al cauce del Pónsul

Dejando atrás la vieja fortaleza, el espacio se convierte estrecha en un desfiladero, en el que el río Pónsul, domesticado por un embalse más arriba, nos muestra con las mil cortaduras en la pizarra, que allí las corrientes marinas sacudían con fuerza las rocas.

Caminando por la ruta de los fósiles

Y al fondo, entre las rocas, llegamos a entrever los pequeños molinos que pasan casi desapercibidos con sus colores teja.

Pequeños molinos del río Pónsul

Al ir bajando, no dejamos de encontrar fósiles en las rocas… ¡el nombre de la Ruta de los Fósiles no es en vano!

Los fósiles de Penha Garcia

El paso por el embalse nos envuelve en un ambiente sereno y reposado.

Embalse del río Pónsul

Y al ir descendiendo el pequeño cañón, pasarelas y pequeños puentes de madera nos van conduciendo a los molinos de trigo, que fueron una importante fuente de riqueza para el pueblo. Actualmente siguen teniendo su papel, poniendo aún más en valor una ruta que mezcla en su justa medida elementos naturales y humanos.

Los molinos de Penha Garcia al fondo

Muchos de los molinos se visitan. En algunos de ellos se muestran los elementos que permitían realizar la molienda, y hay otros que permiten entender la formación geológica de esta zona tan peculiar.

Pero pasando la zona de los molinos, donde hay pequeños merenderos para descansar, la naturaleza vuelve a adquirir todo el protagonismo.

La ruta de los fósiles de Penha Garcia

Y un final muy veraniego

Y para terminar, ya muy cerca de Penha Garcia, la sorpresa de una piscina natural entre las rocas: la Fonte do Pego,  que imaginamos que en verano tiene que resultar de lo más apetecible.

Fonte do Pego en Penha Garcia

Recursos de viaje

Los enlaces que vienen a continuación, y algunos de los que has encontrado en este post, son de nuestros afiliados.

Pulsar en ellos no supone ningún coste para ti, incluso puede beneficiarte en algunos casos. A cambio, el blog recibirá una pequeña comisión que ayudará a seguir ofreciéndote contenido gratis.

Recursos para planificar el viaje:

El outfit perfecto para el trekking de la Ruta de los Fósiles, cuando se realiza en invierno, es un buen cortavientos y unas botas de montaña que evite resbalar en la pizarra.

Post relacionados

¿Te ha gustado este post? Concede estrellas y no olvides comentar
5/5

Deja un comentario

Nuestra web utiliza cookies para mejorar tu experiencia al navegar por el blog. Si continúas aquí nos indicas que aceptas las mencionadas cookies y que aceptas nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba