jardines del castillo de frederiksborg

Los jardines del Castillo de Frederiksborg

Hemos recorrido muchos jardines de palacio en nuestros viajes, es verdad. Podría pensarse que los jardines del Castillo de Frederiksborg son uno más. En parte es así. Al fin y al cabo se trata de jardines palaciegos usados como símbolo de poder y riqueza, como tantos otros. Y, sin embargo, pasear por los jardines del Castillo de Frederiksborg en un atardecer de verano,  supone el mejor de los finales para un intenso día de visitas.

Para conseguir este efecto, nada mejor que olvidar la guía turística, dejar de lado «lo que hay que ver en Frederiksborg» y rendirse a la tranquilidad de tirarse un rato en el mullido césped y perderse por el bosque que lo rodea. ¿Están de acuerdo? Pues pasen y vean.

Cómo llegar al Castillo de Frederiksborg

El Castillo de Frederiksborg está situado en la localidad de Hillerod, a unos 35 kilómetros de Copenhague.

Estando tan cerca de la capital, es obvio que las posibilidades de transporte público son amplias. El medio más aconsejable es el tren (línea E). Rápido, fiable y con variedad de horarios. Desde la estación de Hillerod hasta el Castillo, el recorrido aparece marcado, así que no hay pérdida.

Como suele pasar con los lugares turísticos que están muy cerca de la capital, en Dinamarca con los jardines del Castillo de Frederiksborg ocurre como con los acantilados de la isla de Mon, un día de tren y visita rápida. Más aún cuando se combinan con el Castillo de Kronborg, también muy cercano.

Nosotros, empeñados en hacer viajes slow-green y a la vez verlo todo, optamos por salir de Copenhague con un coche de alquiler y realizar un recorrido de varios días por la costa este de Selandia, terminando con una tarde relajada en los jardines del Castillo de Frederiksborg.

Datos prácticos para organizar la visita

Los jardines del Castillo de Frederiksborg tienen una gran extensión. Afortunadamente, su horario de apertura es mayor que el del propio castillo, por lo que se puede reservar la tarde y la (eterna) caída del sol para disfrutarlo.

Jardines:

– Del 1 de noviembre al 31 de marzo: de 11:00 hasta el atardecer.

– Del 1 de abril al 30 de octubre: de 10:00 hasta el atardecer.

Castillo:

– Del 1 de noviembre al 31 de marzo: de 11:00 a 15:00.

– Del 1 de abril al 30 de octubre: de 10:00 a 17:00.

No hay que olvidar que la moneda en Dinamarca es la corona danesa, ¡en este país hay que hacer cambio de divisas!

Jardines:

Gratis. 

Castillo:

Adultos: 75 DKK (unos 10 €)

Niños de 6 a 15 años:  20 DKK (2,5 €)

Niños de 0 a 5 años: gratis.

Estudiantes: 60 DKK (unos 8 €)

Familias (2 adultos + 3 niños): 150 DKK (unos 20 €)

 

Los jardines del Castillo de Frederiksborg son perfectamente accesibles para personas con movilidad reducida y con silla de ruedas, ya que la mayor parte del recorrido se realiza por caminos de tierra apisonada cómodos y cuidados.

Sí es verdad, que en silla de ruedas puede haber más dificultad en el paso por determinados lugares con suelos empedrados o con pequeños escalones, pero suele haber opciones de paso cercanas.

Planificando una visita a los jardines del Castillo de Frederiksborg

Los jardines del Castillo de Frederiksborg tienen tres zonas diferenciadas.

Una es la que rodea al propio castillo y al lago.

La segunda es el jardín barroco, con sus setos recortados y sus fuentes.

Y la tercera, el bosque, algo salvaje y con una gran arboleda.

Los jardines alrededor del Castillo

El castillo es más bien palacio, ya que se trata de una antigua residencia de verano de los reyes daneses preparada para tal fin en el siglo XVI. Después de una serie de venturas y desventuras, con incendios y reconstrucciones incluidas, forma parte desde el siglo XIX, de la red estatal de Museos de Historia Nacional de Dinamarca.

Uno de los elementos más característicos es que está construido sobre tres islotes del lago Slotssoen

La primera imagen que se tiene del castillo, con el característico ladrillo rojo de las construcciones danesas y los empinados tejados verdosos, nos habla de lujo y dominio, con lo cual su cometido queda cumplido a la perfección. 

castillo de frederiksborg

Al bordear el castillo, encontramos una gran extensión de césped que invita a tenderse un rato y dejarse llevar por el maravilloso entorno.

jardines del castillo de frederiksborg

Desde allí hay una bonita ruta que rodea al lago Slotssoen. Son unos dos kilómetros de camino fácil. Realizando el camino se obtienen unas vistas únicas del castillo y de los jardines.

jardines del castillo de frederiksborg

Hay un barquito que da la vuelta por el lago. Debe ser divertido, pero nosotros nos entretuvimos demasiado en nuestro relax de césped y no llegamos a tiempo para poderlo coger. En cualquier caso, las vistas desde el embarcadero son de las más bonitas del castillo.

El jardín barroco

Este jardín se creó a principios del siglo XVIII, siguiendo el estilo imperante del momento y, en su corta historia le ha dado tiempo a estar de moda, quedar en desuso, ser abandonado y volver a reconstruirse ya a finales del XIX.

Se encuentra en un margen del castillo, más allá de la zona de césped. Su composición, a base de parterres bellamente moldeados, pequeñas fuentes y cascadas,  consigue dar esa imagen tan francesa de jardín que solemos llamar versallesco.

jardín barroco de frederiksborg
jardines de frederiksborg

La verdad es que tengo que reconocer que no paseamos mucho por allí. Nos apetecía mucho más perdernos por la zona boscosa.

El bosque

Todo el complejo del Castillo de Frederiksborg tuvo como único objetivo servir como gran  coto de caza a los reyes. De ahí, que más allá de la zona del jardín barroco, toda la extensión restante se haya conservado como lo que fue, un gran coto, ahora ya preparado para deportistas y paseantes del propio Hillerod y visitantes dispuestos a andar un buen rato sin rumbo.

Así que empezamos a dejar atrás el castillo, desde la hermosa puerta del puente.

jardines del castillo de frederiksborg

¿Qué decir de toda esa gran extensión natural? Disfrutamos con la vegetación, tan espesa, y con las inesperadas sorpresas que íbamos encontrando a nuestro paso. Y es que no hay nada como pasear alrededor de un Castillo o Palacio alejándote del barullo turístico del propio edificio.

bosque de frederiksborg

Los caminos son muy tranquilos, y no es raro cruzarse con patos, pájaros y otros animales. Y es que, además de la arboleda, buena parte del camino está bordeada de agua canalizada.

caminos del bosque de Frederiksborg

Y, por sorpresa, aparecen esparcidos por el bosque pequeñas construcciones que, en su tiempo, se usaron para descanso de la nobleza.

castillo de frederiksborg
castillo de frederiksborg

Un bello camino circular, recorrido con el sol ya muy bajo, nos llevó de vuelta a los jardines barrocos del Castillo de Frederiksborg, después de andar varias horas por el bosque.

¿Y merece la pena visitar el interior del Castillo?

Esta es la gran pregunta. Darle una respuesta es algo peliagudo, porque al fin y al cabo es algo absolutamente personal. 

Quizás la clave esté en el historial viajero:

Si no se conocen palacios con jardín como el de Versalles en Francia o el de Schonbrunn en Viena, yo diría que sí merece la pena ver el interior y dedicar tiempo al jardín barroco. La Capilla de la Coronación, el Salón de los Caballeros y las distintas dependencias adornadas ricamente y con multitud de detalles decorativos no van a defraudar. En ese caso haría falta un día completo para ver el castillo y sus jardines.

Si ya se conocen palacios semejantes, yo optaría por hacer el recorrido que os he planteado anteriormente: por la mañana estar en el Castillo de Kronborg, con un interior mucho menos rico que el de Frederiksborg pero con la opción en verano de ver la representación de Hamlet que se hace a lo largo de sus salas;  y pasar luego la tarde deambulando por los maravillosos jardines del Castillo de Frederiksborg.

jardines del castillo de frederiksborg

También puede interesarte:

Deja un comentario

Nuestra web utiliza cookies para mejorar tu experiencia al navegar por el blog. Si continúas aquí nos indicas que aceptas las mencionadas cookies y que aceptas nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba