Baños de Montanejos

Baños de Montanejos: aguas termales en un paraje natural

A Baños de Montanejos podríamos catalogarlo como lugar inesperado. No sé si es una definición muy acertada, pero basta pensar en su ubicación para entenderlo.

Los Baños están en Valencia, esa estrecha comunidad pegada al Mediterráneo, en la provincia de Castellón. Un destino de sol y playa para la mayor parte de sus visitantes. Y ya sabéis, es precisamente en estos destinos en los que podemos encontrar sitios maravillosos a poco que nos alejemos del bullicio de la costa.

Quizás en un viaje de naturaleza y senderismo, Baños de Montanejos no nos llamara tanto la atención. Pero en esos largos días de verano a pie de mar, visitar este lugar nos sorprende como si de golpe redescubriésemos un paisaje agreste, casi olvidado.

Unos baños termales en plena naturaleza

Dejando atrás la costa, conducir por la estrecha carretera hasta la Fuente de los Baños de Montanejos nos descubre un entorno magnífico, el paraje natural de Alto Mijares. Una sierra salpicada de pequeños pueblos entre la densa arboleda y profundos barrancos, dispersa nuestra atención pensando en los numerosos caminos que seguramente la recorrerán.

Sin previo aviso, tras una curva como cualquier otra, una veraniega fila de coches y bastantes personas cruzando de un lado a otro nos sorprenden. Anuncian, antes de la cartelería, que se ha llegado a Baños de Montanejos. Y es que, en este caso, recóndito no quiere decir secreto 😉

El manantial de los Baños de Montanejos

Desde arriba, la espesa vegetación apenas nos deja entrever las aguas termales de bonito color turquesa que son la esencia de los Baños de Montanejo

A medida que vamos bajando la empinada cuesta, vamos descubriendo la belleza del lugar. Es aquí donde, bajo el agua del serpenteante río Mijares, fluye un poderoso manantial natural. La lluvia filtrada, acumulada y destilada con el mineral de la roca año tras año le da su condición sulfurosa, magnésica y bicarbonatada, dando a este baño su carácter termal.

En la zona de Fuentes de los Baños es donde el manantial forma una piscina natural entre las paredes rocosas y la espesa vegetación. Un espectacular paisaje del que disfrutar de una zambullida refrescante y medicinal.

baños de montanejos

En el cálido ambiente del verano, cuesta un poco entrar en el agua. En torno al manantial, que se intuye por las burbujas que asoman a la superficie, la temperatura se mantiene constante a 25º. Pero en la orilla las altas paredes de roca no dejan pasar el sol hasta bien entrada la mañana, por lo que el inicio del baño, a pequeños pasos y entre escalofríos, ponen un punto de diversión infantil. 

El agua es tan trasparente, que pueden verse los pequeños peces que viven cerca de la orilla. Sentarse un rato en una de las rocas que sobresalen cerca de la orilla, añade al baño termal un relajante baño con ictioterapia incorporada. 

Un lugar de larga tradición

La popularidad de los Baños de Montanejos no es nueva. 

En este mismo lugar existían unos baños árabes, de los que aún se conservan restos arqueológicos datados del sigo XII. Unos restos que nos hablan de antiguos saberes que, afortunadamente, no llegaron a olvidarse. Como no podía ser menos, viejas leyendas nos cuentan las promesas de juventud eterna que el baño en estas aguas ofrecía a las mujeres del harem de Abu Zayd. 

Precisamente, en la bajada principal a los baños, una bonita fuente con azulejos recuerda que en tiempos almohades estas aguas ya eran bien conocidas. 

Fuente de Baños de Montanejos

Cosas para hacer en Baños de Montanejos

Lejos de la sofistificación de otros baños termales, como el de Terra Nostra Garden en Azores, los Baños de Montanejos tienen ese aire dominguero de los lugares donde pasar un tranquilo día en familia. En principio frecuentados principalmente por las personas de los pueblos cercanos, su fama ha trascendido y, a poco que se esté atento, es fácil escuchar una variada mezcla de acentos entre los visitantes.

Pero, además de disfrutar del baño termal, os recomiendo andar por el cauce, que nunca llega a cubrir del todo, y subir río arriba. Por allí se llega a una zona boscosa en la que el agua ha horadado en la roca cavidades extrañas y pequeñas cuevas, casi tapadas por los matorrales.

Hacia el otro lado, en dirección al pueblo de Monanejos, un agradable paseo bordeando el río nos lleva por zonas de baño más familiares y grandes árboles que dan sombra a los grupos que van a pasar el día. La rocosa pared de enfrente nos descubre los antiguos baños árabes. Casi imperceptible entre el color de la roca, llegamos a ver una cabra montesa, muy frecuente por esta comarca.

Baños de Montanejos

Los mejores tips para disfrutar de los Baños de Montanejos en verano

Obviamente, como sucede en los lugares donde el baño es el principal objetivola mejor época para visitar los Baños de Montanejos es el verano, cuando apetece relajarse en sus tranquilas aguas. Pero, claro, también es la época en la que puede estar más masificado.

Aquí van algunos tips veraniegos para que la excursión sea perfecta:

– Como no podía ser menos, el primer consejo es madrugar. Medio día de visita puede ser suficiente, así que si vamos temprano conseguiremos hacer la vuelta justo cuando los demás empiezan a llegar.

Evitar los fines de semana, que es el punto de unión entre los que tienen vacaciones de verano y los habitantes de la zona que no las tienen.

– En caso de llegar más tarde, se puede aparcar en el pueblo e ir dando un agradable paseo por la orilla del río hasta llegar a la famosa zona de la Fuente de los Baños. Así se evita todo el estrés de la carretera y se disfruta también del pequeño pueblo de Montanejos.

– Es bueno llevar escarpines para poder darse un baño sin molestias o resbalones, ya que el fondo es de guijarros.

– Una cámara que permita fotos acuáticas es un buen complemento, el agua es muy trasparente. 

Y aquí os dejo los datos más prácticos.

Lo mejor: el coche propio.

Baños de Montanejos se encuentra a unos 60 kilómetros de la capital de provincia, Castellón de la Plana. 

Esto puede parecer mucho si se ha elegido un alojamiento playero. Sin embargo, si la opción en Castellón ha sido buscar un punto que permita disfrutar de costa y de interior a partes iguales, todo es más fácil. La bella localidad de Segorbe, por ejemplo, se encuentra a sólo 40 minutos de Baños de Montanejos (y a una escasa media hora de la playa).

Aunque desde las grandes localidades como Valencia o Castellón hay autobuses, turísticos y de línea que llevan a la Fuente de Baños de Montanejos, la mejor opción es ir en coche propio o alquilar uno

Si el alojamiento se realiza en lugares de la zona, en verano hay un tren turístico desde el que se puede acceder

En la Fuente de Baños de Montanejos hay habilitado un parking, de pago, para evitar las filas de coches aparcados en el arcén de la estrecha carretera.

Desde 2020, hay un precio de entrada

Sí, hay que hablar de precios.

Como ya hemos dicho, Baños de Montanejos es un tesoro escondido, que no «secreto». La gran afluencia de público, sobre todo en época veraniega, ha hecho necesario poner límite al número de personas que pueden acceder. En principio parece que el cupo se plantea sólo para la época de pandemia, pero parece probable que lo mantengan, para proteger este espacio natural.

Al límite en el aforo, se une una entrada de pago.

Para ello, se ha dividido en paraje en dos zonas:

Zona amarilla: la que corresponde a la propia Fuente de Baños de Montanejos, la más visitada y la que aparece en las fotos. El precio es de 3€ en temporada baja y 5€ en temporada alta. Sin embargo hay muchas excepciones de pago a este precio: residentes, jubilados y niños, turistas alojados en hoteles y casas rurales del entorno, bonificaciones por compras en comercios de la zona…

Zona verde: va desde la Alquería hasta el Puente Viejo. Es la más utilizada para pasar el día, como si de una playa costera se tratase. Este espacio será gratuito.

La venta de entradas se realiza en puestos habilitados para ellos en el lugar u online, a través de la propia página del paraje: visit Montanejos.

Un lugar muy preparado

Aunque lo más usual es la visita a Baños de Montanejos desde la costa, es posible alojarse en el pequeño pueblo de Montanejos, villa termal, en el balneario o en alguno de sus hoteles y casas rurales.

En la propia Fuente de Baños de Montanejos hay un bar-restaurante y baños públicos.

Está prohibido acceder con sombrilla, neveras y demás utensilios, pero sí se puede llevar comida propia. 

Dificultades de acceso

Si se sigue la ruta asfaltada desde el propio pueblo de Montanejos que trascurre paralela al río, puede irse en sillas de ruedas. Sin embargo, para acceder al baño hay piedras y desniveles que no permitirían un fácil acceso, aunque sí para personas con movilidad reducida.

Para bajar desde el parking hasta la propia Fuente de Baños de Montanejos, no hay accesibilidad para silla de ruedas, ya que se trata de una cuesta considerable, incluso para personas con movilidad reducida haría falta una cierta ayuda.

Ya veis, todo un placer darse una zambullida en los Baños de Montanejos, ¿a qué esperáis para dejar la playa?

También puede interesarte:

¿Te ha gustado este post? Concede estrellas y no olvides comentar
5/5

Deja un comentario

Nuestra web utiliza cookies para mejorar tu experiencia al navegar por el blog. Si continúas aquí nos indicas que aceptas las mencionadas cookies y que aceptas nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba